(+34) 93 412 71 00 (+34) 636 29 46 29 info@institutoaw.com

8 Feb 2018

Vacío emocional, cometer un crimen sin sentir remordimiento

La Descodificación Biológica Original busca localizar los conflictos que hay previo a un síntoma más allá de juicios, opiniones o críticas. Entender cuál es la causa conflictual para que hagamos lo que hacemos. Dar respuesta a lo que en un mundo con conciencia no se puede contestar. En este artículo, Ángeles Wolder aborda un tema duro y complejo: el vacío emocional por detrás de quien tortura y mata.

Vacío emocional: matar a una niña de 8 años y contarlo sin el menor remordimiento

Por Ángeles Wolder


Lo que voy a compartir en este post es un auténtico horror que ojalá nunca hubiera ocurrido. Me estremeció el relato y lo leí con muchas interrupciones sin conseguir acabarlo. Torturar hasta matar a una niña de 8 años, declararlo sin un movimiento de pestaña, explicar que la castigó “para ver si cambiaba de comportamiento en los estudios y empezaba a obedecer a los mayores y a tener respeto” o ante la pregunta de la fiscal “¿No consideró en algún momento que tenía que parar?”, decir “No era mi intención” expresan no tener límites ante el horror ni en la aplicación de la crueldad.

En estos días nos enteramos del caso de los 13 hermanos Turpin, que vivieron en la casa de los horrores en California; y de la muerte de Natalie Finn -de 16 años- torturada y desnutrida. En ambos casos eran sus padres los que estaban a cargo de ellos.

El caso de Naiara

Es noticia que una niña, Naiara, de 8 años, murió el pasado 7 de julio a las 19:45 horas, en el hospital Miguel Servet de Zaragoza. Allí ingresó el día anterior, inconsciente tras soportar la tortura no sólo de las últimas horas sino de años de maltratos infringidos por el hermano de su padrastro. Se trata de Iván Pardo Pena, de 33 años, nacido en Lugo y trabajador de varias empresas como vigilante de seguridad privada.

Naiara Valentina Abigail había nacido el 1 de octubre en la localidad de Candelaria, en el sur de la provincia de Misiones (Argentina). Sus padres biológicos son Manuel Adolfo Briones Sanz y Alejandra Mariela Benítez. Se habían conocido por internet y tuvieron una relación de unos tres años de la que nació esta niña. Se separaron en el 2012 cuando la mujer se fue a vivir a España, concretamente a Sabiñánigo, pequeña población de la provincia Huesca. Allí se casó -a los pocos días de llegar- con Carlos José Pardo Pena; y al mes se quedó embarazada. Fruto de esta segunda unión nacieron dos hijas a las que ella llama “mis princesas españolas”.

Alejandra Mariela tiene dos hijos más, Gonzalo (15) y  Benjamín (12), a quienes dejó con su madre al irse a España. Su intención, según los medios locales, era dejar también a Naiara en Argentina; pero la abuela de la niña se negó.

La niña además sufría a causa acoso escolar (bullying) al que era sometida en su colegio por parte de un grupo de compañeros que entre otras cosas la llamaban “negra”, “piojosa” y “mora”; o le impedían entrar en el baño. Naiara, durante esas vacaciones, estaba en casa de su abuelastra junto con dos de sus primas, Mariam y Azahara, de 12 y 14 años.

Me pregunto: ¿cómo puede ocurrir un evento así en una sociedad pequeña como Sabiñánigo, en Huesca, ante la presencia de la abuelastra y de sus primas sin que nadie reaccione? Según la declaración del “tío” de la niña, no la dejaban dormir y se turnaban para vigilarla. A Naiara la obligaban a aprender la lección, arrodillada sobre una caja que en ocasiones tenía piedras, gravilla, sal gorda u ortigas. Se burlaban de ella y le ponían orejas de burro, haciéndole copiar la lección 20 veces.

En su declaración, Iván Pardo Pena utilizó las siguientes palabras: “Entonces la zarandeé, la agarré de los pelos y la eché la bronca”, “Me parece que le pegué con los puños y un poco más fuerte en la cabeza. Me cogí una raqueta eléctrica caza insectos y se la puse a la cría”. Pero el horror en sus declaraciones parece no tener fin: “Se la puse sobre los pies desnudos y los muslos y tenía un cable al descubierto con celo, para dar descargas eléctricas. Como la niña trataba de zafarse de los calambrazos, decidí inmovilizarla y amordazarla para que dejara de gritar”(…) “Le pegué con la hebilla del cinturón para ver si así se ponía de una vez las pilas”. Empezaron de nuevo los zarandeos, los puñetazos y los golpes. La historia sigue con más espanto aún y hay que detener la respiración para seguir leyendo. No hace falta más para lo que hemos de describir desde la Descodificación Biológica Original. Se trata de buscar la historia que hay detrás de la historia.

Por un lado, Mariela, la madre de la niña, nació en 1986 y fue adoptada por Norma, una maestra ahora jubilada. Los padres de Mariela eran brasileños y la habían abandonado en Argentina. Mariela tuvo su primer hijo con 15 años y sus tres primeros hijos son de tres padres distintos. Emigró porque conoció en un juego por internet a su marido actual y tuvo dos hijas más. No se hizo responsable de los que dejó en Argentina y no pudo cuidar a las de Huesca. Es posible que ante esta historia se encuentre un conflicto de pérdida inicial (pérdida y abandono de los padres biológicos). Esto provoca una activación de los ovarios y la necesidad de tener relaciones. A esto podría sumarse la imposibilidad de asumir el cuidado de los críos por Fidelidad Familiar invisible. Se es fiel a la familia, aunque no los haya conocido. Y si sintió que fue abandonada o no protegida repetirá la historia, abandonándose y abandonando a otros.

Análisis del espanto ¿Qué se sabe del autor del asesinato?

El tío, Iván, nació en Lugo y se traslado con su familia a Huesca. Su padre era Guardia Civil. En su perfil de Facebook destaca la cantidad de publicaciones apoyando a Unidad Nacional Española, un grupo en el que se comparten noticias en contra de los refugiados, de los musulmanes y de los extranjeros, con un cierto aire xenófobo. Físicamente presenta estrabismo divergente del ojo izquierdo. Trabajaba como Vigilante de seguridad cuya definición de funciones es la siguiente:

Los vigilantes de seguridad llevan a cabo sus funciones ejerciendo la vigilancia y protección de bienes, establecimientos, lugares y eventos, tanto privados como públicos y la protección de las personas que puedan encontrarse en los mismos, llevando a cabo las comprobaciones, registros y prevenciones necesarias para el cumplimiento de su misión, así como evitar la comisión de actos delictivos o infracciones administrativas en relación con su ámbito de protección. En relación con dicho ámbito, deben detener y poner a disposición policial a los delincuentes y sus instrumentos, así como denunciar a quienes cometan infracciones administrativas.

Son funciones similares a las realizadas por la Guardia Civil, sólo que se realizan en el ámbito privado. La transposición clara a una actividad donde el objetivo es la seguridad y protección es la de haber vivido agresión. Permuta agresión por protección propia.

Y sin conocer la biografía de esta persona sabemos que solo pudo llegar a un extremo de actuación a lo que hizo ante una niña si se encuentra en el llamado Vacío emocional que se produce cuando se ha vivido al menos dos grandes conflictos de agresión y la persona entra en un Trastorno de comportamiento. “Me agreden, me agredo y agredo”.

Recibir una agresión o varias o un ataque a la persona puede llevar al sentimiento de estar completamente apagado, en aplanamiento emocional. Esto implica tener un comportamiento antisocial y frío; estar “muerto emocionalmente”, hablando como si de esa manera se protegiera de un posible dolor por otro ataque. El sentido biológico es hacer un escudo de protección psíquico. Las personas que han recibido agresiones en su vida y que debido a ellos permanecen en un trastorno de comportamiento podrían tener conductas criminales como cometer asesinatos, parricidios, actos pedófilos, robos violentos, maltratos, etc. Durante el acto criminal permanecen en plan “sangre fría”, lo hace con ausencia de culpa o remordimiento y no tienen límites en su actuación. Es el comportamiento de Hannibal Lecter en “El silencio de los corderos” o de los cuidadores de campos de concentración. Si ponen sentimientos no pueden hacer lo que hacen.

Por otro lado, los familiares han dicho que el “no quería a la niña porque no era de su sangre”. Las declaraciones y los Me gusta en la cuenta de Facebook del asesino no dejan lugar a dudas de su opinión y preferencias. Estas declaraciones me llevan a pensar en un comportamiento animal que en los humanos no tiene ningún sentido. Una conducta que se puede observar en animales es el infanticidio animal que, aunque parezca cruel, tiene como objetivo la supervivencia. Se produce, por ejemplo, cuando un león macho es despojado de su liderazgo y otro asume ese rol. Este eliminará las crías que tuvieron con otras leonas a fin de evitar futuros competidores por la jefatura del grupo. Son los machos leones los que dan muerte a las crías.

Por último, el estrabismo divergente en la hipótesis biológica es fruto de un conflicto de sentirse solo, abandonado, sin referentes y con miedo por la existencia.  En la etapa de resolución del Foco de Hamer , se comprime el Nervio Motor Ocular provocando el desviamiento del ojo.

Quizás comprendiendo, integrando y viendo de frente el dolor de nuestras vidas podamos evolucionar todos. 

Más allá de intentar comprender las reacciones de los humanos es difícil digerir el dolor de cualquier ser humano, y más el de un niño que dentro de su debilidad sigue amando y siendo fiel a sus padres. Sólo puedo decir DEP Naiara, que es el nombre de una virgen vasca y significa “Reina de las flores” y “la más amada” y en Mapuche “la más linda de la tribu” .Y que ahí donde estés seas tan preciosa como grande tu corazón para poder trascender lo que te ha tocado vivir. Con todo mi respeto por tu existencia.


Si te gustó este artículo, compártelo ¡Gracias!

© Escuela de Descodificación Biológica Original 2018 – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente como método terapéutico de acompañamiento emocional. Debe aclararse que La Escuela de Descodificación Biológica no da consejos médicos y no corresponde a los profesionales de las terapias naturales suspender tratamiento alguno o no seguir los consejos médicos.


Curso online: Trastornos del Comportamiento

Docente: Ángeles Wolder
Fecha de Inicio: 21 de Enero del 2019

Más información

Vive la experiencia Bio-Lógica

Nos une un mismo interés.
Hazte bio-lógico con EDBO y descubre la diferencia.

CURSOS  CONSULTA  ACTIVIDADES  YOUTUBE

 


2 Respuestas

Escribir una respuesta

Consulta aquí el aviso legal y la política de privacidad

X