(+34) 93 412 71 00 (+34) 636 29 46 29 info@institutoaw.com

2 Oct 2018

¿Que sea el mejor o que sea él mismo?

//
Comentarios0

¿Para qué estamos educando a nuestros hijos? ¿Qué queremos que aprendan?

En este artículo para la Revista EDBO nº6 Especial Infancia, Abril Léon nos habla sobre cómo virar hacia la emoción y las necesidades fundamentales de los niños puede ser una puerta hacia una educación integral que favorezca el equilibrio en lo individual y lo social.

¿Que sea el mejor o que sea él mismo?

Por Abril Léon


La escuela, como se concibe actualmente de manera general, se constituyó durante la era industrial. Respondía a la necesidad de educar obreros, obedientes y disciplinados que respondieran a tareas específicas dentro de las fábricas. Los aprendizajes eran conducidos por un maestro que se consideraba la autoridad absoluta, y generar alumnos competentes era indispensable. En el mundo de hoy, no podemos seguir las mismas fórmulas. De inicio, ahora son diferentes las necesidades de los niños a partir de los distintos modelos de crianza y del funcionamiento socioeconómico de nuestro mundo. Ello hace indispensable cuestionarse los métodos educativos también.

¿Para qué estamos educando a nuestros hijos? ¿Qué queremos que aprendan? Virar hacia la emoción y las necesidades fundamentales de los niños puede ser una puerta hacia una educación integral que favorezca el equilibrio en lo individual y lo social.

¿Sumar o restar?

Seguir los métodos conductistas de educación unilateral donde sólo el adulto tiene la razón, y reducir la educación a repetir datos y memorizar, hoy en día no es sólo obsoleto sino que tiene graves repercusiones en los niños. Darle una alta prioridad a la mente, sobrecargarlos de actividades, enfocarse en el rendimiento y dejar de lado las emociones ha sido la base para generar conflictos biológicos que pueden manifestarse en múltiples síntomas, como:

Supervivencia con enfermedades respiratorias y gastrointestinales.

Sensación de sentirse desprotegidos o amenazados por el tipo de esquema socioemocional de métodos educativos rigoristas.
Conflictos de rendimiento y desvalorización por no poder alcanzar los estándares que han sido fijados para todos los estudiantes sin mirar las particulares formas de ser. Incluso al grado de etiquetarlos como hiperactivos o “retrasados”, por no aprender al mismo ritmo del grupo.
Enfrentar emociones de abandono y soledad, por la forma en que han sido incorporados a la escuela en edades tempranas sin el acompañamiento adecuado del profesorado y los padres.

Alfabetizar las emociones

Pedagogos como Vigotsky (1896-1934) y Piaget (1896-1980) introdujeron por primera vez la idea de que el niño era un ser capaz de construir el conocimiento por sí mismo, con esto crearon la base la educación constructivista. Ausubel (1918-2008) sumó sus investigaciones para decir que los aprendizajes pueden aprehenderse cuando realmente cobraban significado. Respecto al papel de los maestros Emi Pikler (1902-1984), rescata la importancia de los vínculos que se establecen entre los niños y quienes los cuidan para introducir el concepto de calidez en el trato y la atención exclusiva. Howard Garner (1943-), implementó su teoría de las Inteligencias Múltiples y con esto estableció herramientas prácticas para personalizar la educación.

Y cómo no hablar de Daniel Goleman (1946-) quien con su libro Inteligencia Emocional, publicado en 1995, dio vuelco al mundo de la educación determinando que sí, las emociones no deben ignorarse, pueden y deben nombrarse. Así, uno a uno los investigadores y los pedagogos han sumado sus ideas para sentar las bases sobre la que se alzan los modelos educativos alternativos actuales, respetuosos de las necesidades de la infancia y del propio proceso de aprender. Situación que ha venido a reformular el papel de los maestros y los padres, hacia una actuar más consciente, que exige una educación continua, donde más que cumplir o dar seguimiento a los contenidos educativos requiere de contar con seres que participen en procesos de crecimiento y desarrollo de la infancia de manera activa.

Las aulas: el mundo

Y no podía ser distinto con la escuela. Las aulas también se han reformado. Por eso han surgido alternativas de aprendizaje que cultivan un enfoque más personalizado y respetuoso que atiende el desarrollo del niño en tanto cada niño es, sin necesidad de evaluar con una calificación numérica, ni dejar tareas, ni enfrentarlos a exámenes, para así evitar los conflictos biológicos y centrarse en lo realmente importante, cultivar la niñez. He aquí estas perspectivas educativas:

El Método Montessori

El método Montessori fue creado por la maestra María Montessori (1870-1952) y su pedagogía se basa en la observación del niño, en respetar la individualización de su aprendizaje y en propiciar su autonomía con libertad y responsabilidad. Los ambientes y materiales dentro del salón de clases atienden a distintas áreas del conocimiento y propician la curiosidad, la independencia, la iniciativa, el desarrollo de la voluntad y la disciplina de los niños con un ritmo de aprendizaje e intereses individuales que impulsan el crecimiento personal y colectivo. Ideas como la paz y la construcción de comunidad reinan en el día a día, por lo que en la convivencia con niños de distintas edades (hasta con diferencia de 3 años) se construye el conocimiento dentro del mismo salón, lo que favorece el desarrollo de compañerismo, aceptación y tolerancia.

Escuelas Waldorf

También llamadas escuelas libres del estado. Son espacios inspirados en las ideas de Rudolf Steiner (1861-1925), quien reconoce que los niños tienen un alma sensible que necesita del ambiente armónico y los ritmos de la vida para poder desarrollarse. Recurre a la utilización de materiales como la lana, la madera, las telas, las semillas, elementos que permitan al niño conectarse con la naturaleza y con sus emociones, pues así puede desarrollar realmente su espíritu. El arte es un elemento indispensable, la música y el juego, así como permitir la imaginación libre, sobre todo en la primera infancia de los niños. En cuanto al concepto de escuela, se desarrolla de manera democrática, en comunidad, ya que plantea la existencia de un consejo que involucra la participación de los padres y los maestros para que juntos decidan cualquier situación con respecto al funcionamiento de la escuela.

Escuelas activas o vivas

Como su nombre lo indica, son espacios que buscan activar el pensamiento inteligente a través del método Freinet, creado por el pedagogo francés Célestin Freinet (1896-1966), que se basa en la idea de aprender haciendo, y hacer pensando. De esta forma los alumnos elaboran sus conceptos al crear o hacer cosas, lo que propicia la libertad de participación, experimentación e investigación, pues muchos de los aprendizajes se dan por descubrimiento.

Home Schooling

No conformes con la educación alternativa de las escuelas, algunos padres han decidido tomar las aulas e intervenir directamente en los aprendizajes de los hijos y llevar la educación en casa con apego y amor. Los padres son los maestros y la escuela todos los espacios que puedan compartir con sus hijos. Sin duda es una alternativa atractiva pues permite generar vínculos familiares muy estrechos. Esto a su vez implica mayor compromiso de parte de los padres quienes se someten a trabajar más en desarrollar su autoconciencia y autoeducación. Para apoyarse existe material en línea, y espacios comunitarios a los que los homeschoolers pueden acudir para enriquecerse. Incluso, en su modalidad más completa existe el concepto World schooling, que implica la posibilidad de viajar por el mundo para hacer del mundo la escuela, y así generar mayor conciencia de comunidad y crecimiento global.

Los tópicos que reúnen a estos modelos educativos alternativos coinciden en:

  • Valorar la individualidad y la diversidad para favorecer la construcción comunitaria.
  • Generar las condiciones para practicar autorregulación física y emocional.
  • Fomentar la autonomía, el orden y los límites saludables para una vida adulta con responsabilidad y libertad.
  • El autodescubrimiento del ser a partir del aprendizaje de contenidos académicos y sociales.
  • Mirar al error como un paso dentro de los procesos para el logro y no como el centro de la valoración de la persona.
  • La escucha y la observación activa de las necesidades físicas, emocionales y de aprendizaje de cada niño como único es lo que marca el sentido y la elaboración de sus rutas hacia el desarrollo del conocimiento.
  • Al sanar ganamos todos.

Sea cual sea la elección educativa, la realidad es que la infancia es muy breve y las vivencias que se experimentan en esta etapa son cruciales para el desarrollo del adulto; por lo que forzar su desarrollo para enfocar a los niños en la competencia rompe su ritmo de autorregulación emocional e intelectual. No somos más en tanto somos superiores, sino en tanto somos capaces de mirarnos, entender nuestras emociones y hacernos responsables de nosotros mismos. Sólo así podremos mirar al otro y saber quién es. Mirarnos, desde adentro hacia afuera y reconocernos, para así abrazarnos y abrazar al mundo que nos cobija.

“La educación tradicional hace que el niño siga al maestro. En la educación alternativa, el maestro sigue al niño, lo observa y así, lo guía hacia la mejor versión de sí mismo”.
María Montessori

“Los sentimientos son para el alma lo que la comida es para el cuerpo”.
Rudolf Steiner

Miguel es un excelente hijo. Es cuadro de honor en una escuela donde le enseñan inglés y francés. Asiste a clases de gimnasia, natación, fútbol y es el portero titular de su equipo. En la noche despierta con ataques de ansiedad. Tiene 9 años.

Valentina llora desconsolada en el sillón un domingo por la mañana; me acerco para invitarlos a casa, haré una fiesta con amigos y vecinos. Su madre camina con pasos apresurados entre la cocina y la sala repitiéndole que “le baje a sus nervios”, que está a sólo unos ejercicios de concluir de estudiar la guía de matemáticas. Por supuesto, declinan mi invitación, pues es necesario que la niña no pierda la concentración por nada. Me retiro en silencio mientras oigo sus llantos. Tiene sólo 5 años.

Shirley es una niña muy inquieta, resuelve las operaciones matemáticas con rapidez y pronto se aburre en clase. Como distrae a los demás, han decidido etiquetarla como hiperactiva y le administran Ritalin desde hace un año. Está por cumplir 8 años.


Este artículo forma parte de la Revista EDBO nº6 Especial Infancia.


Si te gustó este artículo, compártelo ¡Gracias!

© Escuela de Descodificación Biológica Original 2018 – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente como método terapéutico de acompañamiento emocional. Debe aclararse que La Escuela de Descodificación Biológica no da consejos médicos y no corresponde a los profesionales de las terapias naturales suspender tratamiento alguno o no seguir los consejos médicos.


Curso presencial: Proyecto y Sentido en Córdoba

Docente: Salomé Cejas
Fecha de Inicio: 12 de Octubre del 2018

Más información

Vive la experiencia Bio-Lógica

Nos une un mismo interés.
Hazte bio-lógico con EDBO y descubre la diferencia.

CURSOS  CONSULTA  ACTIVIDADES  YOUTUBE

 


Escribir una respuesta

Consulta aquí el aviso legal y la política de privacidad

X