(+34) 93 412 71 00 (+34) 636 29 46 29 info@institutoaw.com

31 Ago 2018

Neurobiología de las relaciones de pareja

“Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única” Jorge Luis Borges.

Neurobiología de las relaciones de pareja:
Aprender que “somos dos”

Por Ángeles Wolder


Sí, Don Borges. El amor aparece ante la unicidad y así puede tener lugar la paridad, sólo que hay quien espera y confía en la media naranja; y que interpreta la vida de pareja como si dos tuvieran que formar una única pieza. Menudo error que lleva instalando mucho dolor en los corazones.

La definición del Diccionario de la Lengua española nos dice que pareja deriva del lat. *paricŭlus, dim. de par, paris ‘igual’.

  1. adj. Igual o semejante.
  2. f. Conjunto de dos personas, animales o cosas que tienen entre sí alguna correlación o semejanza, y especialmente el formado por hombre y mujer.

Una pareja está compuesta por dos personas que se unen con un proyecto común, aunque este puede llegar a ser un poco vago y no precisamente el mismo para ambas. También porque no necesariamente las dos personas tienen las mismas intenciones ni al inicio de la relación ni a medida que pasa el tiempo. Cada persona que forma la pareja se encuentra en un momento evolutivo y suele ocurrir que en el transcurrir de la vida hay quien acelera o frena más que el otro, y ahí sobrevienen los desajustes.

Todo es cuestión de caminar por vías paralelas ya que caminos convergentes se chocarán y divergentes alejarán.

La lógica biológica de una relación de pareja se centra en la reproducción ya que este es el objetivo de todos los seres vivos. Una vez conseguida ésta, es importante la crianza. Esto se debe a que los humanos somos mamíferos que necesitamos de otro que haga las veces de cerebro externo, nos entienda y nos satisfaga en las necesidades básicas para poder sobrevivir. A partir de ahí nos queda madurar hasta conseguir la autonomía.

¿Pero por qué vivimos con tantos equívocos?

Creo que se trata de una confusión ligada a la química, o que la química cerebral nos nubla la razón y nos retuerce el corazón. A nivel de neurobiología es importante conocer que el amor o “pegamento” de la relación pasa por diferentes concentraciones a lo largo de la existencia de ese duplo de personas. Como mínimo podemos observar distintos tipos de amor o 3 etapas por las que este atraviesa que son:

  1. Atracción sexual
  2. Enamoramiento
  3. Amor solidario

La primera etapa de atracción es fundamental para conseguir que dos personas se miren, se atraigan, se gusten y les motive la presencia del otro a nivel físico, aunque sea complementado por otras características que pasan a desearse en el otro. Es un camino natural a nivel emocional presente en todos los mamíferos que motiva conductas para la sobrevivencia y la reproducción. En ambos sexos son los andrógenos las hormonas participantes con áreas cerebrales como el Cíngulo Anterior, el Hipotálamo y áreas subcorticales que influyen en la liberación de testosterona.

Os recomiendo, si queréis profundizar en el tema, leer los libros de Helen Fisher, antropóloga y bióloga, estudiosa del comportamiento humano en el amor.

  • Fisher, H. (2004). Por qué amamos: Naturaleza y Química del Amor Romántico. Santa Fe de Bogotá: Taurus Pensamiento
  • Fisher, H. (1994) Anatomía Del Amor: Historia Natural De la Monogamia, El Adulterio y El Divorcio. Barcelona: Anagrama

El enamoramiento, amor romántico (Fisher, 2006)[1] o de “visión nublada con poco razonamiento” es la segunda fase en la que el placer del encuentro con el otro tiene como objetivo que estemos motivados y eufóricos para permanecer en la relación. La hormona mediadora más implicada en esta fase es la dopamina, pero también aparecen las hormonas del estrés -que nos quitan el sueño y nos mantienen en alerta- y la serotonina, que nos hace actuar de manera obsesiva. Aquí se sueltan las riendas del control lo que produce una desvinculación de la corteza cerebral frontal por lo que no pensamos “bien”, vamos con una idea fija y no valoramos todas las posibilidades ni tenemos en cuenta los valores ya que no hay conexión posible…al menos por un tiempo. Esta fase a nivel biológico dura aproximadamente 3 años. La función del período es conseguir el mejor intercambio genético y dar inicio a otras vidas. Después de esta etapa las parejas sufren una crisis identitaria y es cuando se hacen la pregunta sobre la continuidad. O bien se separan o continúan juntos tolerándose, respetándose y queriéndose por lo que se es y no por el ideal de lo que queremos que sea el otro.

Una vez que hay un hijo de por medio se requiere de cooperación para criarlo. El amor romántico ha pasado y a este le sigue un período de madurez con la sensación de apego, de unión, de compañerismo, de valorar algunos puntos a sabiendas de que otros no nos gustan. Y es la etapa en la que no cada noche saltaran los fusibles, pero sí que cada día uno le dice Sí de manera voluntaria a la relación, que contiene un amor más calmo y de más fiabilidad.

Los vínculos afectivos de pareja, padres, familia, hijos y otras uniones tienen una función en la Naturaleza. Es como mínimo interesante saber cómo evolucionamos para poder adecuar el timón en cada ruta y comprender los beneficios saludables -para la humanidad y para cada ser humano- que tiene la vida en pareja. Y en todo caso si esta no está por decisión, para la vida en sociedad. El amor, el cariño, el afecto y la compasión también tienen su ubicación en nuestro cerebro; y le dan movimiento al cuerpo y al corazón. Y lo que realmente nos ayuda en el camino compartido con alguien es saber porqué escogemos a una persona y no a otra, porque, aunque sepamos que sufrimos con alguien la preferimos a otra que nos lo pone todo fácil y porque hay momentos en los que decidimos que el viaje en solitario tiene más alicientes. Todo es posible, ir al origen de nuestras preferencias también.

[1] https://www.ted.com/talks/helen_fisher_tells_us_why_we_love_cheat/transcript?language=es

I Jornada de Descodificación Biológica
Barcelona, 20 de septiembre

Este texto es un fragmento del contenido que será trabajado por Ángeles Wolder en la I Jornada de Descodificación Biológica en Barcelona sobre los conflictos asociados al Sistema Reproductor y a las Relaciones de Pareja. ¡Inscríbete!

Más información: www.descodificacionbiologica.es/jornada


Si te gustó este artículo, compártelo ¡Gracias!

© Escuela de Descodificación Biológica Original 2018 – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente como método terapéutico de acompañamiento emocional. Debe aclararse que La Escuela de Descodificación Biológica no da consejos médicos y no corresponde a los profesionales de las terapias naturales suspender tratamiento alguno o no seguir los consejos médicos.


Curso online: Relaciones de Pareja y la DBO

Docente: Raquel Pérez Gras
Fecha de Inicio: 27 de Septiembre del 2019

Más información

Vive la experiencia Bio-Lógica

Nos une un mismo interés.
Hazte bio-lógico con EDBO y descubre la diferencia.

CURSOS  CONSULTA  ACTIVIDADES  YOUTUBE

 


Escribir una respuesta

Consulta aquí el aviso legal y la política de privacidad

X