(+34) 93 412 71 00 (+34) 636 29 46 29 info@institutoaw.com

Nombres árbol genealógico
13 Feb 2018

Los sonidos de los nombres del árbol

En este artículo, continuación de los posts Los nombres del transgeneracional y El nombre en el trangeneracional: ¿Qué información contiene?, Ángeles Wolder nos ayuda a entender el significado e impacto de los sonidos y vibraciones de los nombres en nuestra familia.

Los sonidos de los nombres del árbol

Por Ángeles Wolder


El universo entero vibra, así como los átomos contenidos en el aire. Cada palabra tiene una vibración que se convierte en sonido y que puede ser captada por el oído interno cuando tiene una frecuencia comprendida entre 15000 y 20000 hercios. Sin embargo, hay muchos otros sonidos que el oído humano no puede percibir.

En la tradición hindú las escrituras Vedicas, el libro más sagrado dice lo siguiente: “y al principio fue Brahma con quién estaba la palabra y fue el sonido OM el medio por el cual se creó el universo”. También se habla del poder de los mantras o las palabras sagradas repetidas que pueden acompañar a un cambio del estado de conciencia de las personas.

Imaginar por tanto el impacto que tiene la repetición de nuestro nombre que a lo largo de nuestra vida escuchamos mucho más que un mantra. Por eso la repetición de nuestro nombre alcanza una de las vibraciones más altas para cada uno de nosotros.

El nombre que llevamos y el nombre de nuestros familiares posee una vibración muy peculiar que tenemos identificada con determinadas emociones. De niños pudimos oír ese nombre de boca de nuestro padre, nuestra madre, de seres queridos, de amigos, de profesores, de gente que confió en nosotros y de los que no; y de cada uno nos llegaba una vibración especial. Asimismo, vibra diferente cuando recordamos el nombre dicho por los que aún están o de los que se marcharon y eso ha creado un universo qué va de corazón a corazón y de oído a corazón que es lo más importante.

En ese viaje mántrico aparece un encanto especial que nos habla del pasado y que seguramente tiene un efecto oculto para el oído racional. Podemos justificar el uso de cada uno de los nombres o sobrenombres dándole cabida al interés que tuvieron nuestros padres porque lleváramos tal o cual nombre o podemos dejarlo dar vueltas en nuestro interior que acaricia el aire que regrese y ahí captar un poco más de la esencia que el nombre transporta.

¿Quién fue Camelia? En la familia no hace referencia a nadie conocido excepto que 89 años más tarde nos enteramos de que fue el nombre de la primera novia del abuelo y que esta joven murió de tuberculosis después de la Primera Guerra Mundial. El abuelo nunca le pudo olvidar y en sus fibras vibraba esta sonoridad.

¿Quiénes fueron Estela y Adela? Fueron la tatarabuela y tataranieta que ninguna sabe nada de la otra. Una porque ya murió y la otra porque cuando nació, la primera no existía. ¿Qué pasó? Que como tantas otras mujeres su vida no fue fácil y murió con 19 años, después de parir a su primogénito. Este quedó al cuidado de la bisabuela Adela, quien nunca tuvo pareja. Se sacrificó para cuidar a ese niño sin madre que luego tuvo una niña a la que llamó Estella. Suena igual aunque se escriba diferente y trae a la memoria implícita el recuerdo de un tiempo que se ha de honrar. La vida continúa y hay que darle un lugar a los que se marcharon pronto y a lo que no se acabó.

Mabel fue una hermana del padre que murió casi al nacer, a los 5 días. Su hígado no resistió tanta ira vivida durante el embarazo: su madre se enteró de que su padre tenía una amante. Tampoco vivía bien que sus suegros la denigraran por su clase social. Luego vino Manuel y después otra Mabel. Manuel se casa y tiene tres niñas y a la tercera, de casualidad le pone Isabel (Mabel era demasiado tentador). Isa, isabeeee, bel, ma-ma, ma-belllll. ¡Eso sí que suena parecido y tranquiliza las conciencias! Ya está aquí y podemos recordarle porque desde el día que nació su madre no se recuperó. Fue el golpe más duro de su vida. Isabel, sí. Éste suena bien para repetirlo y la familia no para de llamarle.

Y podemos seguir jugando con los nombres y sus sonidos. Los hay que acercan a algo que se recuerda en la familia como traumático o como un recurso. Mar-celo recuerda el cielo al que se marcharon los que ya no están y Enrique recuerda la riqueza que tanto faltó y que se ha de conquistar. Marcelo ha trabajado en la aviación y Enrique ha intentado todo para conseguir que su familia viviera en la abundancia.

O quizás un Luci-ana nos recuerde a Luz y Ana, dos de las mujeres que se marcharon antes de tiempo en la familia. María de la Luz murió en un accidente con 12 años y Ana, su madre, murió de tristeza 3 años después.

En los nombres compuestos o en los que contienen dos nombres podemos encontrar la necesidad de reunir a dos personas que están alejadas y por las que el sistema sufre. Mari-ana, Bibi-ana, María José, José María, Luis María, Miguel Ángel,.. Se trata de chequear donde hubo dos hombres o dos mujeres que vivieron alguna historia conflictual y se han separado. El nombre es un intento de reunión de lo separado.

El universo de los sonidos es algo mágico que solo tiene resonancia en cada ser humano y así es como cada uno de nosotros tiene que descubrir el mensaje oculto detrás del sonido de su nombre. Siempre viajamos al árbol y agradecemos que haya llegado hasta aquí. Nuestra vida es un regalo y una maravilla el poder experimentarla. Con lo que nos gusta y lo que no. De todo se aprende.


Si te gustó este artículo, compártelo ¡Gracias!

© Escuela de Descodificación Biológica Original 2018 – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente como método terapéutico de acompañamiento emocional. Debe aclararse que La Escuela de Descodificación Biológica no da consejos médicos y no corresponde a los profesionales de las terapias naturales suspender tratamiento alguno o no seguir los consejos médicos.


Curso presencial: Memorias Transgeneracionales en Barcelona

Docente: Salomé Cejas
Fecha de Inicio: 27 de Abril del 2018

Más información

Vive la experiencia Bio-Lógica

Nos une un mismo interés.
Hazte bio-lógico con EDBO y descubre la diferencia.

CURSOS  CONSULTA  ACTIVIDADES  YOUTUBE

 


Escribir una respuesta

Consulta aquí el aviso legal y la política de privacidad

X