(+34) 93 412 71 00 (+34) 636 29 46 29 info@institutoaw.com

Nombre Transgeneracional
30 Ene 2018

Los nombres del transgeneracional

La búsqueda de los conflictos programantes nos lleva en algunos casos a visitar a los ancestros y sus vivencias para observar las resonancias que aún pesan y hacen eco. En este artículo, Ángeles Wolder nos ayuda a entender que hay detrás de los nombres en nuestra familia, que pueden decir mucho sobre quiénes somos y de dónde venimos.

Los nombres del transgeneracional

Por Ángeles Wolder


A partir de una demanda sobre una problemática actual se realiza un trabajo de investigación de la historia de la persona para encontrar dónde tienen sustento el bloqueo actual. Se pone el foco sobre aquellas situaciones dolorosas que no se han podido gestionar y aceptar con el objetivo de integrar vivencias y llegar a establecer un orden interno.

Es posible que el origen se encuentre en lo no aceptado o lo no acabado en el sistema familiar y qué ha sido transmitido de generación en generación. El objetivo es llegar a descifrar el contenido del problema y para ello se usa un soporte visual llamado genosociograma qué es la representación interior del universo familiar. Para mí en la terapia es muy importante que lo realice la persona que está explorando ya que esté es el reflejo tanto de la pregunta como de la respuesta. Con él se hace el trabajo de investigación qué es un sube y baja entre generaciones visitando los traumas pasados, tratando de entender las problemáticas personales y del sistema familiar y cómo estas han creado una red qué constituye la trama de la historia en la que se anexan conformando un collage los mitos familiares, las creencias, los valores, los mandatos, las peticiones explicitas e implícitas que constituyen el marco del que las personas de la familia no deberían salirse para continuar perteneciendo. Hacer algo diferente puede suponer un nuevo trauma: el de ser expulsado.

Nombres y fechas son dos elementos incontestables dentro del árbol.

Los nombres en nuestra familia pueden decir mucho sobre quiénes somos y de dónde venimos. Podemos empezar por preguntarnos quién ha escogido el nombre y si alguien creyera que es pura coincidencia realmente debería darle una vuelta para encontrar que ningún nombre se lleva por casualidad y que en sí mismo contiene una historia que puede remontarnos a la programación de nuestro nacimiento.

Nos podemos preguntar qué mensaje de nuestra familia encierra nuestro nombre. Todo ser humano se conforma por la unión de dos familias. Cada una aporta expectativas y necesidades conscientes e inconscientes sobre el nuevo ser. Al preguntarnos quién ha escogido el nombre podemos ver qué maletas familiares llevamos, paternas o materna aunque recomiendo siempre revisar también la otra rama para observar la complementariedad.

¿Qué secretos, mensajes o peticiones puede guardar el nombre?

Enrique es un hombre de 48 años que trabaja como transportista de una central lechera. El plantea como problema su dificultad de establecer relaciones. El nombre lo puso su padre en honor de su abuela Enriqueta. Observar la historia de esta rama familiar lleva a encontrar que está tuvo un último hijo, el número 10, del que nadie ha hablado porque murió con un mes y medio. Cuenta la leyenda familiar qué Enriqueta tenía 43 años cuándo nació y que al enterarse de que su marido estaba con otra mujer se le cortó la leche. Era la época de la Guerra Civil Española y tenían muchas dificultades para alimentarse y menos para conseguir en el medio del campo donde vivían prácticamente recluidos algo para alimentar a ese niño pequeño. La historia no contada y que muchos presienten es que se le dejó morir. Enrique lleva el nombre de una bisabuela que no ha conocido y que el sistema familiar ha visto como la víctima de una historia de dolor. El sistema le honra transmitiendo su nombre para recordarle. El consultante a través de su profesión intenta reparar y conseguir resultados eficientes. Por un lado, transporta el alimento que hizo falta en otro momento y por otro debido al tipo de trabajo en el que pasa muchos días fuera de su casa le es difícil mantener una relación estable con la que hipotéticamente en algún momento podría llegar a tener un hijo. La ecuación pareja es igual a sufrimiento o hijos igual a sufrimiento permanece en tiempo presente a pesar de que se ha saltado varias generaciones.

Armando consulta por su irascibilidad ya que cualquier pequeña cosa que no está como él quiere le supone un ataque de ira y muchas veces ha llegado a una conducta agresiva golpeando a otras personas. Preguntado por quién escogió su nombre en este caso fue su madre que siempre le ha llamado Nando. En la familia de la madre el nombre no está repetido, pero si aparece la sonoridad con Fernando. Este fue un tío abuelo por parte de su padre qué murió con 27 años apuñalado en una pelea con un compañero de trabajo. Armando y Fernando contienen la misma sonoridad, pero el círculo se completa cuando vemos su apellido qué es Batalla. Armando Batalla es una persona que como él dice siempre anda metido en peleas como su nombre lo indica quizás haciendo un intento inútil de salvar a ese ancestro que perdió la vida en otro momento creando una situación de vida inacabada.

A veces los nombres llevan una intención cómo es el caso de Hillary Clinton cuyo primer nombre se lo puso su padre en honor a la primera persona que consiguió subir al Everest en 1953 Edmund Hillary. Es llevar un mandato como si la vida fuera un desafío y siempre hay que ir a por más. Ella lo ha intentado y ha demostrado que se puede ir a lo más alto y ser la primera en conseguir algo como la presidencia de Estados Unidos para una mujer. Quizás tenga que volver a intentarlo.

La liberación de las peticiones del árbol se consigue mediante el reconocimiento y el respeto por lo que hubo junto con el trabajo personal qué activa su lectura. Es magnífica la transformación del significado de lo vivido cuando uno consigue aceptar lo que fue para poder vivir con lo que se anhela.

Para comenzar podemos ordenar los nombres del árbol y ver:

– Quien escogió el nombre y porque
– Que otros nombres lleva la persona (nombres apuntados en el bautizo o registrados)
– Se repite o no
– Qué sonoridad tiene el nombre o el sobrenombre
– Si los padres tuvieron parejas importantes antes de comprometerse y que nombres tenían

Y para seguir “jugando” te invito a un ejercicio. Apunta 3 nombres para unos supuestos hijos que podrías tener ahora mismo. Hazlo sin pensar demasiado. Observa lo mismo que hemos comentado sobre los nombres del árbol en relación a tu historia actual. Por ejemplo, uno de ellos podría ser “Josefina” y de causalidad llevas mucho tiempo peleada/o y sin hablar con tu hermano José.

Todo habla de nosotros. ¡Qué bonito poder oírnos!


Si te gustó este artículo, compártelo ¡Gracias!

© Escuela de Descodificación Biológica Original 2018 – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente como método terapéutico de acompañamiento emocional. Debe aclararse que La Escuela de Descodificación Biológica no da consejos médicos y no corresponde a los profesionales de las terapias naturales suspender tratamiento alguno o no seguir los consejos médicos.


Curso presencial: Memorias Transgeneracionales en Barcelona

Docente: Salomé Cejas
Fecha de Inicio: 27 de Abril del 2018

Más información

Vive la experiencia Bio-Lógica

Nos une un mismo interés.
Hazte bio-lógico con EDBO y descubre la diferencia.

CURSOS  CONSULTA  ACTIVIDADES  YOUTUBE

 


Escribir una respuesta

Consulta aquí el aviso legal y la política de privacidad

X