(+34) 93 412 71 00 (+34) 636 29 46 29 info@institutoaw.com

22 Ene 2018

Jugar es saludable toda la vida

En este artículo, Ángeles Wolder nos presenta su visión y reflexiones sobre la importancia de jugar en la infancia y durante toda la vida. Jugar no es una actividad exclusiva de los niños, sino que es algo que podemos practicar asiduamente recuperando a través del juego el universo simbólico y sanando las experiencias que quedaron grabadas en nuestra infancia.

La importancia del juego

Por Ángeles Wolder


Un niño tiene una única actividad que realizar, que es jugar. Así lo estableció en 1991 la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, en uno de sus 54 artículos: jugar es un derecho de los niños.

El juego es una actividad recreativa en la que, o bien solo o con más personas, se encuentra el objetivo mismo del acto, que es la diversión. Diversión es placer. Esta actividad permite desarrollar todo el universo simbólico del niño y gestionar las dificultades o los anhelos y deseos a través de su imaginación. También facilita la expresión, la creatividad, el desarrollo emocional e intelectual, la comunicación y el aprendizaje de las relaciones.

El proceso del juego ayuda a crecer en contacto con las emociones y sensaciones. Mediante el juego el niño va a apropiarse de la realidad exterior e incorporarla al mundo interior, uniendo la experiencia a lo que está sintiendo en cada momento. Lo lúdico está en relación con el goce.

Podría ocurrir que en casa los padres no le dieran valor al juego o que éste estuviera catalogado como negativo. Las creencias familiares podrían establecer que es muy importante “ser alguien” en la vida, que el estudio y el trabajo son más importantes que el disfrute, o incluso que placer es igual a pecado. Bajo estos conceptos el niño aprenderá y “grabará” que no puede disfrutar o descansar porque va en contra de las reglas de la familia.

Los adultos podemos recordar que recrearse no es una actividad exclusiva de los niños, sino que es algo que podemos practicar asiduamente recuperando a través del juego el universo simbólico y sanando las experiencias que quedaron grabadas en nuestra infancia. Jugar hoy es igual que haber jugado en otro momento de la vida. El tiempo no existe.

Tiempo de aventurarse

JuegoNiños

Jugar con los hijos y compartir en familia a través del juego es de una gran riqueza tanto para los niños como para los adultos. “Papá, juega conmigo es un artículo de El Mundo que nos recuerda la necesidad de encontrar momentos para experimentar el placer del juego en familia.

Si estamos inmersos en las rutinas laborales o en exigencias de todo tipo que nos imponemos, difícilmente contemos con tiempo de calidad para poder disfrutarlo con los pequeños. Los padres de niños menores de 12 años podrían preguntárselo como ejercicio: ¿Cuánto tiempo a la semana destinan a jugar con sus hijos?

Según los datos de un estudio llamado “Juega con ellos”, más del 80% de los padres dedica el tiempo que pasa con sus hijos a lo que denominan “temas productivos”. Esto incluye hacer deberes, el aseo, la comida, las prácticas extraescolares o la asistencia a diversos lugares como el colegio, las compras o al sistema sanitario.

Otra pregunta que podemos hacernos es qué tipo de juegos se regalan a los niños. ¿Son los llamados juegos didácticos con los que tienen que aprender “a hacer”? ¿Podemos jugar por simple placer y que nuestros hijos también lo hagan? O ¿les leemos un cuento en inglés para que practiquen el idioma?

El juego improvisado, la lectura y comentario del texto, la rayuela, saltar a la cuerda, cantar, bailar, imitar, el pilla-pilla (escondidas), el veo-veo y las adivinanzas sólo requieren estar presente para el niño y que él lo sienta. El tiempo de hoy es salud para mañana. 


 

Un niño que juega es un niño sano

Un niño que juega es un adulto sano

Un adulto que juega es un adulto sano

 


 

Si te gustó este artículo, compártelo ¡Gracias!

© Escuela de Descodificación Biológica Original 2018 – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente como método terapéutico de acompañamiento emocional. Debe aclararse que La Escuela de Descodificación Biológica no da consejos médicos y no corresponde a los profesionales de las terapias naturales suspender tratamiento alguno o no seguir los consejos médicos.


Curso presencial: Proyecto y Sentido

Docente: Raquel Pérez Gras
Fecha de Inicio: 23 de Febrero del 2019

Más información

Vive la experiencia Bio-Lógica

Nos une un mismo interés.
Hazte bio-lógico con EDBO y descubre la diferencia.

CURSOS  CONSULTA  ACTIVIDADES  YOUTUBE

 


Escribir una respuesta

Consulta aquí el aviso legal y la política de privacidad

X