(+34) 93 412 71 00 (+34) 636 29 46 29 info@institutoaw.com

8 Ene 2019

Forma parte de la solución y no de la crítica

Hay personas que siempre encuentran un motivo para quejarse y otras que no lo hacen nunca o que ponen una medida justa. Ni mejor ni peor sino diferente. ¿En qué lado te encuentras? ¿Tienes entre la gente que te rodea personas que cada día encuentran un motivo para quejarse o lamentarse?

La queja es una forma desesperada de pedir ayuda sin saber como hacerlo. No permite ser feliz porque, no sé si has probado (y sino hazlo ahora), cuando nos quejamos ponemos cara de tristeza o de enfado pero nunca de alegría, estamos tensos, amargados y desanimados.

La queja es una molestia interna que crece cuando nuestras expectativas no se cumplen. Deseamos algo de una manera y es de otra y se nos hace imposible aceptarlo. La queja que emitimos creemos que sirve para vaciar el estrés de forma que usamos la crítica en lugar de buscar una solución.

Una madre se queja porque el hijo deja la ropa tirada en el suelo o sobre el escritorio en lugar de llevarla al cubo de ropa sucia; una pareja se queja por la falta de atención y cuidado del otro; un alumno se queja de que tiene mucho para estudiar; un trabajador se queja porque otro no le reconoce el trabajo; una empresa se queja de que otra no cumple con un pedido; un vecino se queja porque otro aparca delante de su puerta; unas personas se quejan del tiempo, del cambio climático, de los políticos, de la corrupción o del aumento de precios….

Siempre surgirán temas interesantes de los que quejarnos y además hay quejas justificadas que permitirán recibir el apoyo adecuado y otras muy disfuncionales que restan energía.

La queja disfuncional lleva a mala comunicación, malestar y desgaste de las relaciones, enfado, cansancio o aburrimiento, aislamiento, soledad, inacción o sea ya dejas de intentar un cambio y pasas a formar parte del problema.

Estudios de neurociencias plantean que el hipocampo, una región del sistema límbico o emocional, se deteriora en personas que se quejan continuamente ya que permanecen en estrés secretando mayor cantidad de cortisol lo que destruye neuronas.

Cuentan que un maestro budista que dirigía un importante monasterio era muy malhumorado y se quejaba de todo. Cuando le conocían en su manera de funcionar la gente se alejaba y no querían aprender con él y para justificarse le criticaban y se burlaban imitándole. Con el tiempo se volvió huraño, hosco y retraído. Un día llego al monasterio un alumno que sin saber nada se acercó y el maestro siguiendo su manera de funcionar aprovechó para volcarle todas las quejas encima. Este joven al principio se sintió desbordado, pero se recompuso y con su sabiduría natural le preguntó por su paso por la etapa de alumno en ese mismo monasterio y como habían sido sus profesores. El monje se sorprendió de que a alguien le importara algo de su pasado y fue así como pudo vaciar el dolor de una historia guardada desde mucho tiempo atrás. Cuando era joven pidió a sus maestros ayuda y estos se la negaron dejándolo en ridículo delante del grupo de compañeros. En la medida en que los maestros fueron marchando el fue adquiriendo más poder dentro de la escuela, pero guardando un profundo resentimiento. No habló de ello hasta que este joven, sabio por naturaleza mostró interés por la forma de actuar de su superior. Así fue como poco a poco este hombre ya anciano pudo ir cambiando su forma de relacionarse mediante la queja para ser expresión de amor.

Desde la mirada de la Descodificación Biológica la solución a la queja está en ver qué conflicto biológico hay detrás de la queja y estos pueden ser muchos y muy diferentes. Algunas posibilidades de conducta y conflicto son:

  • Perfeccionismo: conflicto de no estar a la altura
  • Exigencia o autoexigencia: conflicto de desvalorización
  • Pesimismo: conflicto de no atrapar el bocado. Si ve todo negro es probable que cuando sea blanco nos alegremos más.
  • Queja en conjunto o búsqueda de otros que se quejen de lo mismo: conflicto de pertenencia
  • Enfado: conflicto de contrariedad territorial
  • Queja con insultos o violencia: conflicto de falta de reconocimiento junto a contrariedad territorial
  • Suposiciones sobre los demás: conflicto de desvalorización

Forma parte de la solución

Comienza por neutralizar la queja describiendo exactamente sin adjetivos lo que ocurre. Deja de lado las suposiciones, la lectura de pensamiento de los otros, el creer que sabes como son las cosas para los demás y los juicios condenatorios antes de tiempo. Eso te llevará a ver que sientes de manera que ya no estás inmerso en una queja global sino en algo especifico y sabes el porque de lo que te duele.

Comprende que hay distintas maneras de hacer y la tuya no es la única. Cada ser humano tiene su marco de referencia lo que le lleva a actuar de una manera y no de otra. Hemos acostumbrado a la mente a establecer juicios en lugar de buscar hechos neutros.

La neutralidad en la comunicación es básica para mejorar las relaciones además de aprender a expresar de forma tranquila lo que sentimos. Es mejor decir lo que sentimos que reprimirlo y generar una bomba de tensión en el interior.

Por ejemplo, la madre llega y ve ropa en el suelo de la habitación del hijo y en lugar de decir, eres un vago, pasas de todo, no te importa nada ni te importo yo podemos decir veo que desde hace 2 días hay ropa en el suelo del baño y eso me hace sentir triste y preocupada. Te pido que lleguemos a un acuerdo para que al ducharte dejes la ropa en el cubo al menos 5 de 7 días.

Poco a poco la costumbre hará que se haga la tarea todos los días, pero empecemos por acordar algo más de lo que hay hasta el momento y hagámoslo con amor y tranquilidad. La serenidad en la comunicación nos ayudará a salir de la queja para formar parte de la solución.

© Escuela de Descodificación Biológica Original 2018 – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente como método terapéutico de acompañamiento emocional. Debe aclararse que La Escuela de Descodificación Biológica no da consejos médicos y no corresponde a los profesionales de las terapias naturales suspender tratamiento alguno o no seguir los consejos médicos.


Curso online: Masterclass: ¿Cómo se relacionan las enfermedades con las emociones?

Docente: Ángeles Wolder
Fecha de Inicio: 09 de Julio del 2018

Más información

Vive la experiencia Bio-Lógica

Nos une un mismo interés.
Hazte bio-lógico con EDBO y descubre la diferencia.

CURSOS  CONSULTA  ACTIVIDADES  YOUTUBE

 


Escribir una respuesta

Consulta aquí el aviso legal y la política de privacidad

X