(+34) 93 412 71 00 (+34) 636 29 46 29 info@institutoaw.com

cuidar los pies
29 May 2017

En verano se ven los pies y lo que ellos llevan

Cuidar los pies es un regalo para nuestra salud   

 cuidar los piesPrimavera, más calor, pies al desnudo que han salido a la luz y una moda muy peculiar. La de enviar selfies de los pies descansando del encierro invernal. La moda selfie de los pies es el “Footsie” en ingles que reúne dos palabras, foot y selfie pero hay quien de momento y hasta nueva ayuda o repaso podológico no puede poner ni una instantánea. Eso nos pasa a casi todos o casi todos los que tienen conflictos activos o los han tenido.

Tras varios meses encerrados en botas, botines y calzado cerrado al acercarse el verano los vemos al desnudo y aparecen a la vista partes no deseadas como grietas, durezas, callos, uñas descoloridas o amarillentas, hongos o mal olor. Por lo general son síntomas sencillos pero que fastidian.

Durezas

La hiperqueratosis que también pueden ser llamadas callos, durezas o grietas son zonas con la piel endurecida en las que se ha acumulado queratina junto a una mayor cantidad de células muertas de la capa más superficial de la dermis y de la epidermis (zona exterior de la piel) y que puede presentar cortes que conforman grietas más o menos profundas. Cuando son profundas producen además dolor al roce, al caminar o incluso al descansar. Estas zonas son las más secas y suelen estar en talones, parte interna de los dedos gordos o encima de los otros dedos. Si ponemos la causa de la aparición afuera diremos que se produce por el roce del calzado, la forma de caminar hace que pisemos más de un lado que en otros, la falta de hidratación, el calor de llevar calzado o calcetines sintéticos, etc.

A menudo la solución temporal pasa por cortar estas partes pero al cabo de un tiempo vuelven a aparecer. ¿Por qué? Porque la retirada de durezas no varía ni el funcionamiento anormal del pie ni el conflicto biológico que puede ocasionarlo.

Infecciones superficiales por hongos

La piel de los pies y la que hay entre los dedos y las uñas suelen ser zonas más húmedas o que retienen el calor y la humedad por lo que representan un blanco perfecto para el desarrollo de cuidar los piesciertas infecciones superficiales por hongos. Es la llamada Tinea Pedis. Resultado: picores, ardor, uñas amarillentas o que parecen muertas y se descascaran, mal olor, enrojecimiento, descamación y agrietamientos.

Tenemos la idea de que esta es una infección contagiosa en los pies cuando estos están húmedos durante periodos prolongados o se transpira mucho y está provocada por hongos o levaduras como el Trichophyton y se contrae al caminar descalzo en lugares húmedos y contaminados por estos gérmenes como saunas, piscinas, duchas y vestuarios.

Para la Descodificación Biológica los gérmenes o “bichitos” tienen una importante función cuando el cuerpo ya está en reparación de tejidos que es degradar las zonas muertas y permitir que se repare la piel. Dos ideas diferentes. Para unos los hongos atacan y para otros ayudan a que se normalice esa parte del cuerpo. ¿Qué hace que los hongos permanezcan durante incluso años? Que la persona vuelve a vivir el mismo tipo de conflicto biológico que le llevo al síntoma. Se reactiva el mismo problema de sentir un ataque, como si algo de lo que hay en el suelo, por ejemplo, suelos mojados en una piscina o ducha publica nos diera asco y volviéramos a sentir que algo feo toca la piel y la “ensucia”.

Descodificando los pies

Nos preguntamos ¿Por qué personas o parejas que comparten la ducha durante años no se contagian de micosis? ¿Por qué uno lo tiene y otro no? ¿Por qué unas personas son más susceptibles a la Tinea Pedis que otras? Para la DBO siempre antes de la aparición de un síntoma la persona ha vivido un conflicto biológico.

Los síntomas mencionados comparten conflictos comunes. Responden a las situaciones en las que hemos vivido conflictos de agresión, ataque ya sea real o simbólico, de suciedad o algo feo o asqueroso como pisar alguna porquería (esputo, excrementos de perro, residuos en las duchas, por ejemplo).

cuidar los piesEn estos casos la piel se transforma en escudo de protección y crece para resguardarnos literalmente. El crecimiento se da cuando vivimos el conflicto y desaparece  mediante la aparición de los hongos los cuales fermentan y dejan mal olor. Pero cuando una y otra vez sentimos lo mismo la piel se va acumulando y cicatrizando como zonas engrosadas y serán necesarios más hongos para comer pieles muertas. El tema se perpetúa.

Ejemplo: un niño con 13 años se mete en un río donde pisa algo pastoso y al sacar el pie del agua observa con asco el color de algo enganchoso que se le ha pegado. Los compañeros del cole se ríen. Conflicto de suciedad cuando se dice “donde metí los pies”.  A partir de ese momento cada verano se veía imposibilitado de ir a la piscina del club porque el médico le veía “hongos en los pies”. La situación se cronifica mediante el raíl “pie” tocando algo húmedo, mojado, donde hay agua, etc.

Ejemplo: mujer joven con hongos en ambas uñas de los dedos gordos de los pies desde los 20 años. Pasó un verano viajando y durmiendo en albergues en los que le producía malestar la falta de limpieza de la duchas. Sin darse ni cuenta al regresar a su casa el aparecieron los hongos que han persistido por más de 10 años.

En los callos o durezas también vemos un conflicto de ataque que permanece con recaídas y por ello se acumula el tejido cicatrizal. Aquí se agrega la necesidad de “tengo que proteger/me” de por ejemplo, un calzado que me duele, unos calcetines que calientan mucho, un largo caminar durante el día por calles o lugares en muy mal estado, etc.

Tratamiento natural

Además de descodificar y tomar consciencia de que es lo que vives como ataque es importante enviarle a los pies el mensaje de que son cuidados. Para ello puedes comenzar por darte baños de pies con agua tibia mezclado con lavanda. Usar crema hidratante para suavizar la piel ya que el hecho de sentir la piel agrietada puede hacer reaccionar el conflicto porque se siente la piel como un agresor.

Callos: cataplasma de bicarbonato de sodio (hacer una pasta y aplicarla directamente sobre la parte) o masajes con limón y azúcar. cuidar los pies

Hongos: una gota de vinagre blanco o de vinagre de vino directamente sobre la zona que está afectada. También pueden realizarse baños de pies en una proporción de 1 parte de vinagre por 10 partes de agua y sumergir los pies durante 20 minutos.

El limón, igual que el bicarbonato tiene propiedades que ayudan a evitar el agrietamiento y las callosidades y colabora en la eliminación de los hongos.

Otro tratamiento natural es la aplicación tópica de unas gotas de aceite esencial de Palmarosa o el uso de gotas de aceite esencial de árbol de té directamente sobre la zona que tenga hongos. Si se aplica de noche se pueden poner unos calcetines y dejar que se vaya absorbiendo más lentamente.

La tintura de Barba de capuchino (Usnea Barbata o liquen) con aplicación tópica a razón de una gota sobre la piel 3 veces al día es un potente “antibiótico natural”.

Otras recomendaciones generales son secar bien los pies, llevar calcetines de algodón, usar calzado transpirable y usar chanclas para no pisar directamente en zonas como albercas, vestuarios, saunas, etc. Todas estas prácticas ayudan a evitar los mantenidos raíles que son los que hacen que se active el conflicto y se mantenga el síntoma.

Cuidar los pies es un regalo para nuestra salud. Más allá del Footsie tener una buena base nos ayudará a mantenernos más estables en la vida.

>> Si quieres conocer más patologías de los pies y cómo la Descodificación Biológica los aborda, haz click aquí.

conflicto desencadenanteÁngeles Wolder,

Lda. Fisioterapeuta y Lda. Antropología. Master Psicosociología y Ergonomía de la Salud. Diplomada en Profesora Universitaria. Profesora de Anatomía. Terapeuta y Formadora DBO. Máster PNL. Hipnosis. Constelaciones Familiares y Organizacionales. Psicogenealogía. TIPI.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente como método terapéutico de acompañamiento emocional. Debe aclararse que La Escuela de Descodificación Biológica no da consejos médicos ni recomienda finalizar ningún otro tratamiento médico o sanitario.

© Escuela de Descodificación Biológica Original 2018 – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente como método terapéutico de acompañamiento emocional. Debe aclararse que La Escuela de Descodificación Biológica no da consejos médicos y no corresponde a los profesionales de las terapias naturales suspender tratamiento alguno o no seguir los consejos médicos.

Vive la experiencia Bio-Lógica

Nos une un mismo interés.
Hazte bio-lógico con EDBO y descubre la diferencia.

CURSOS  CONSULTA  ACTIVIDADES  YOUTUBE

 


Escribir una respuesta

Consulta aquí el aviso legal y la política de privacidad

X