(+34) 93 412 71 00 (+34) 636 29 46 29 info@institutoaw.com

26 Sep 2018

Clown de Hospitales: La infalible terapia de la risa

//
Comentarios1

Haydee Bañales es actriz y formadora, especializada en las Artes del Clown. Trabajó con Punto Clown de España actuando en diversos festivales internacionales de Europa, América y África, además de participar de la asociación de payasos del hospital Vivre Aux Eclats en Lyon, Francia. Actualmente trabaja en la asociación PayaSOSpital en Valencia.

En esta entrevista compartió con nosotros en nuestra Revista EDBO nº6 Especial Infancia su experiencia con el Clown y los beneficios de este arte para los niños en los hospitales.

Clown de Hospitales: La infalible terapia de la risa

Por Comunicación EDBO


¿Cómo empezaste a trabajar como clown en hospitales de niños?
Terminaba mis estudios en la escuela internacional de teatro Jacques Lecoq en París, y nuestro último espectáculo como alumnos estaba dedicado al clown de teatro. Ese personaje con nariz roja que hace reír, pero también nos deja ver su fragilidad y tragedia era, para mí, el territorio dramático más completo y complejo. Estaba claro que mi camino de investigación después de la escuela sería el clown. Tuve la fortuna de ser invitada a un casting para formar parte de la asociación de clown de hospital VIVRE AUX ECLATS (Vivir en carcajada) de Lyon, Francia… y así comencé.

¿Qué es lo que más te apasiona de este trabajo?
¡El ser clown! Ese personaje libre, loco y tonto que nos invita a reconectar con nuestro niño interior. Para ser clown el actor o actriz busca en su propia personalidad, acepta sus contradicciones y tonterías, busca libertad y juego, nos hace reír, pero ¡no solo eso! Sino que nos conmueve, nos toca, nos habla de nosotros como humanos imperfectos. Creo que en el mundo en el que vivimos, nos tomamos demasiado en serio eso de ser bello, inteligente, perfecto. En el hospital, un territorio frío y hostil, el clown esta ahí para cambiar el ambiente. Su función es esa: bailar en los pasillos, hacer reír a los niños, al personal médico, a padres y madres preocupados. En un instante te transporta, te reconforta y te librera a través de la risa… ¡es genial poder estar ahí!

¿Cuáles son las mayores dificultades y la parte difícil de este trabajo?
Nosotros trabajamos codo a codo con el personal médico. Nos hacen transmisiones y así cuando acudimos a una habitación sabemos exactamente cuál es el diagnóstico del niño y cómo se encuentra anímicamente. Muchas veces los diagnósticos no son muy esperanzadores, o la situación del niño es complicada (violencia, intento de suicidio, fin de vida). Lo difícil, para mí, es encajar con fortaleza estas situaciones. Pero afortunadamente la nariz roja actúa como un escudo, es decir que el personaje está en el aquí y ahora; y es así como logra ver detrás de todas estas tragedias simplemente a un niño deseoso de juego.

¿Qué papel juega el humor en el comportamiento y recuperación de los niños?
La adrenalina de una carcajada nos llena de vitalidad y energía. Hay muchos estudios que comprueban los beneficios de esta terapia. La risa tiene efectos analgésicos, además de oxigenar la sangre y disminuir el estrés. Además de cambiar nuestro estado mental, olvidamos la enfermedad y de pronto… ¡todo va mejor! Muchas veces, la preocupación de los padres es resentida por el niño que absorbe ese malestar… es impresionante ver el antes y después de una habitación después de la visita de los clowns… es como si un viento fresco pasara, ¡un viento con cosquillas!

¿Cómo es la interacción con los niños y qué reacciones suelen tener?
Las intervenciones las hacemos en dúo y los visitamos en su habitación, en los pasillos, los acompañamos a la enfermería o les sorprendemos en la sala de espera; algunos niños se sueltan de inmediato, otros más tímidos poco a poco entran en el juego. He de decir que el payaso está también en el hospital para recibir el no de un niño, a veces nos echan de la habitación. En el hospital, a los niños no se les toma opinión, y están ahí para hacer exactamente lo que se espera de ellos: tomar medicamentos y acceder a todo tipo de exámenes, estén de acuerdo o no. Los payasos estamos encantados de respetar la opinión del niño: muchas veces ellos encuentran que echar a los clowns de la habitación es divertidísimo y se vuelve un juego.

Tu trabajo está dirigido a los niños, pero ¿cómo interfieren los padres?
El clown está improvisando constantemente con todos. Doctores, padres…Obviamente buscamos al niño y nos dirigimos a él, pero también intentamos cambiar el ambiente general por donde pasan los payasos.

Tras tu experiencia como clown ¿cuáles han sido los resultados reales que ya has visto?
En cada intervención logramos resultados. Son instantes mágicos: al ver, por ejemplo, pasar del dolor a la risa a un bebé de 11 meses que está siendo curado por quemaduras, observando la marioneta del clown que come ¡pompitas de jabón!

Hay casos en los que no se recomienda la actuación de los clowns, ¿En cuáles?
A veces nos piden no hacer reír a un niño después de una operación, por ejemplo. Entonces entra la música o la poesía de un pañuelo de color flotando manipulado por el clown. Hay también ocasiones en las que el niño esta aislado, dormido, o por consejo del médico debe reposar. Por otro lado, a veces somos interceptadas por alguna enfermera para que acompañemos en las curaciones a algún niño, o mientras alimentan a un recién nacido que sólo quiere dormir o para acompañar a un pequeño que acaba de salir del quirófano.
Para la persona que quiere ser clown, ¿hay algún perfil o comportamiento específico que sea requerido?
La mayoría provenimos del teatro, pero no es imprescindible. Muchos tocan un instrumento o cantan. Lo importante es tener buenas bases de improvisación y un personaje clown definido, así como formación como clown de hospitales.

¿Qué has aprendido trabajando como clown de hospitales?
¡Aprendí muchas cosas! Entre otras, que el mundo necesita más clowns. Más clowns en el hospital, más clowns en el teatro, en la calle. Necesitamos reír. Aprendí lo vital que es el afrontar el día a día con alegría y disfrutar de la salud. Aprendo todos los días de la generosidad y respeto en el hospital. Os agradezco vuestra ayuda a la difusión de este hermoso trabajo, y les invito a echar un vistazo en PayaSOSpital (www.payasospital.org), la asociación valenciana en la que trabajo actualmente.


Este artículo forma parte de la Revista EDBO nº6 Especial Infancia.


Si te gustó este artículo, compártelo ¡Gracias!

© Escuela de Descodificación Biológica Original 2018 – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente como método terapéutico de acompañamiento emocional. Debe aclararse que La Escuela de Descodificación Biológica no da consejos médicos y no corresponde a los profesionales de las terapias naturales suspender tratamiento alguno o no seguir los consejos médicos.


Curso online: Masterclass: ¿Cómo se relacionan las enfermedades con las emociones?

Docente: Ángeles Wolder
Fecha de Inicio: 09 de Julio del 2018

Más información

Vive la experiencia Bio-Lógica

Nos une un mismo interés.
Hazte bio-lógico con EDBO y descubre la diferencia.

CURSOS  CONSULTA  ACTIVIDADES  YOUTUBE

 


1 Respuesta

Escribir una respuesta

Consulta aquí el aviso legal y la política de privacidad

X