(+34) 93 412 71 00 (+34) 636 29 46 29 info@institutoaw.com

Descodificación Biológica Original: La Enfermedad como segunda orportunidad
16 Feb 2017

Ciclos Biológicos Memorizados: La enfermedad como segunda oportunidad

Este relato nos cuenta como los Ciclos Biológicos Memorizados pueden ayudarnos a ver la influencia de eventos pasados en nuestra vida en nuestras situaciones actuales. Nuestra vida es cíclica y estos ciclos con lógicos y responden nuestras memorias.

Ciclos Biológicos Memorizados: La enfermedad como segunda oportunidad

Por: Mariola Jiménez


—Me levanto contenta, con ganas, pero con una sensación de que algo me frena en el interior. Pero no sé el qué. Los ciclos biológicos memorizados explicaron las razones de mi incertidumbre interior.

María, 35 años, publicista. Está entusiasmada y relajada a la vez. Tiene hambre, mucha. Devora un pincho de tortilla mientras le cuenta a Fran, su chico, lo que acaba de vivir en la consulta de la descodificadora a la que acaba de ir. Se la recomendó su amigo Luis, no sabía si ir porque es como que yo no creo en esas cosaspero es que ha sido alucinante. María habla a borbotones mientras engulle tortilla. Fran la escucha escéptico. Conoce la capacidad de su chica para el entusiasmo a primera vista, pero hoy tiene una calma distinta.

“Desde hace dos meses me siento cansada desde que me levanto, y eso que me acuesto temprano, que parezco una monja, ni siquiera veo un rato la tele… Pero cuando suena el despertador no puedo tirar de mi cuerpo. Al principio siento como un fogonazo de energía, pero al momento se disipa y me invade el cansancio.”

Me levanto contenta, con ganas, pero como con una sensación de que algo me frena en el interior. Como si tuviera una especie de incertidumbre interior, como una especie de peso, como un miedo….pero no sé a qué. Todo me va bien, con Fran me va muy bien. Me gusta mucho mi trabajo. Me acaban de ascender a otro departamento y aunque echo un poco de menos a mis antiguos compañeros, el nuevo puesto me ofrece muchos alicientes, me encanta. Además, con el aumento de sueldo a lo mejor nos podemos comprar la casa en un par de años.”

“Y sin embargo, cada mañana desde hace dos meses, esa punzada al despertar me deja sin energía.”

La terapeuta en descodificación recomendada por su amigo Luis, aprovecha una pausa de María para preguntarle a qué edad fue independiente económicamente. Ella responde, sorprendida por la pregunta “no entiendo qué tiene que ver… a los 22“, contesta. Se queda pensado mientras observa como la terapeuta hace cuentas en su cuaderno.

María, intentando colaborar con ella, le explica  los pormenores de su acceso al mundo laboral.Ciclos Biológicos Memorizados: La Enfermedad como Segunda Oportunidad

—¿Qué te pasó a los 4 años? —pregunta de nuevo la terapeuta.

María para en seco. Mira fijo a la terapeuta. Los ojos llenos de lágrimas. ¡Ana! Exclama. Y antes de que pueda seguir hablando, se derrumba en la silla, llorando como una niña pequeña de cuatro años.

La terapeuta espera y la acompaña hasta que atraviesa las sensaciones y se encuentra capaz de volver a hablar.

—Mi amiga Ana.

Y  le cuenta la dolorosa historia de separación de su amiga del alma cuando su familia cambió de ciudad a la edad de 4 años.

Y paso a paso, terapeuta y paciente elaboran el momento expresando lo reprimido, sanando, haciendo el duelo de aquella amiga a la que no volvió a ver y que permanecía enterrado inconcluso e intacto y  que se puso en marcha de nuevo, como si de un programa informático se tratase, el día que le anunciaron que se cambiaba de departamento y que dejaría de ver a sus compañeros de trabajo.

El cambio de ciudad a los cuatro años se produjo en febrero, el ascenso y cambio de departamento a la edad adulta (actualidad) se produce, también, en febrero.

María sonríe, su rostro está aliviado. Con las manos se atusa la falda, recoge los pañuelos que se esparcen a su alrededor en el suelo y, de repente, se levanta dejando los pañuelos a medio recoger y pregunta:

—¿Cómo lo has sabido? Yo ya no me acordaba de eso… ¿Eres adivina o algo? —dice escrutando el  rostro de la terapeuta que le recomendó su amigo Luis y que, casualmente, se llama Ana.

Ana sonríe.

—No, no soy adivina. Son los ciclos biológicos memorizados.

—¿Ciclos bioqué?

Según el Ciclos Biológicos Memorizados: La Enfermedad como Segunda OportunidadDiccionario de la Real Academia de la Lengua Española, un ciclo se define como la “serie de fases o estados por las que pasa un acontecimiento o fenómeno y que se suceden en el mismo orden hasta llegar a una fase o estado a partir de los cuales vuelven a repetirse en el mismo orden”.

Y es esto lo que descubrió a nivel de memoria celular el psicólogo clínico francés Marc Fréchet. Cómo los eventos importantes de nuestra vida, tanto los afortunados como los desafortunados, van a quedar grabados en nuestra memoria celular y se van a reproducir dentro de un esquema fijo que podemos predecir. ¿Para qué? Para encontrar en la repetición una segunda oportunidad para poder solucionar aquello que quedó inacabado.

 

Siempre  tropiezo con la misma piedra

Revisando la historia de María y aplicando la lógica de los ciclos, encontramos otra ocasión con anterioridad en la que de nuevo volvió a vivir una separación, de nuevo en febrero y de nuevo la dejaron cansada y sensible un par de meses: su compañera Ely, con la que había vivido su año de Erasmus, volvía a casa.

Comprender la lógica de su síntoma y la lógica de su ciclo le ha abierto a María un nuevo mundo. De repente, las situaciones azarosas de su vida tienen una lógica, ya no son la  piedra con la que siempre tropieza, de vez en cuando, con la que no sabe qué hacer, que baila en su zapato impidiéndole el caminar gozoso por la vida.

Ahora todo tiene un porqué, un motivo. “Entonces, todo tiene un porqué…” reflexiona mientras su cabeza encaja todas las piezas. Ahora ella comprende bien y esa comprensión le abre nuevas puertas; la maravilla de los ciclos biológicos memorizados es esta: la piedra en el camino se transforma en la llave que le permite dar un paso adelante, un paso diferente.  Liberarse del dolor. Colocar causalidad donde antes había confusión. Acción donde antes había inercia. Poder dar respuesta. Un impulso hacia la vida. Cerrar un ciclo. Abrir otro nuevo.

María ha encontrado a Ana, su amiga de la infancia, por Facebook. Está casada y tienes dos hijos. Han quedado para verse la semana que viene. María está ilusionada y descansa bien por las noches. Fran, su pareja, ha pedido cita también, desde hace meses siente que su vida laboral no avanza. No pierde nada por probar.

Si te gustó este artículo, compártelo ¡Gracias!

© Escuela de Descodificación Biológica Original 2018 – Todos los derechos reservados.

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente como método terapéutico de acompañamiento emocional. Debe aclararse que La Escuela de Descodificación Biológica no da consejos médicos y no corresponde a los profesionales de las terapias naturales suspender tratamiento alguno o no seguir los consejos médicos.

Vive la experiencia Bio-Lógica

Nos une un mismo interés.
Hazte bio-lógico con EDBO y descubre la diferencia.

CURSOS  CONSULTA  ACTIVIDADES  YOUTUBE

 


Escribir una respuesta

Consulta aquí el aviso legal y la política de privacidad

X