(+34) 93 412 71 00 (+34) 636 29 46 29 info@descodificacionbiologica.es

el triangulo dramatico de poder
7 Ago 2017

La Descodificación Biológica y El Triángulo Dramático de Poder

//
Comentarios0
/

Las razones por las que escogemos uno u otro de los roles del triángulo dramático de poder (perseguidor, salvador y víctima), desde la perspectiva de la Descodificación Biológica

La Descodificación Biológica Original y el Triángulo Dramático de Poder, artículo de Andreu Alsina, tutor académico de la Escuela.

el triangulo dramatico de poderEl profesor del instituto entra en la clase; comenta que hoy hablará del seguimiento del trabajo de fin de curso que deben de elaborar obligatoriamente los alumnos durante el año, y que ya queda poco tiempo para terminar el curso.

El profesor está preocupado por la tardanza de la entrega de los primeros borradores para ser revisados y se dedicará exclusivamente a conocer las dudas y dificultades que tienen los alumnos para su elaboración. Para ello, les pide que se agrupen en tres grupos en tres aulas distintas, él irá pasando por cada una de ellas.

1ª aula. Entra el profesor, muy decidido y de forma enérgica les dice a los alumnos:

¿Ya está bien, estoy harto? ¿Cómo es posible que a estas alturas del curso todavía haya tanto borradores de los trabajos finales sin presentar? y, por cierto, si tienen que ser como los pocos que he recibido ¡Apaga y vámonos! Esto va de profundizar en el tema de clase y no se ve por ninguna parte dice con un tono de voz muy alto, sigue hablandoDurante todo el tiempo habéis tenido a vuestra disposición a los profesores del instituto y ahora espero que no me vengáis con excusas de que no se os ha atendido, si hay cosas que comentar con la dirección ya me encargo yo por vosotros de que se enteren de una vez los de arriba, al fin y al cabo yo sé cómo funcionan las cosas…

Un alumno hace una pregunta y el profesor le responde: ¿Cómo te llamas? ¡Ah! eres el que aún no ha presentado todos los trabajos parciales y además con malas notas… tú mismo, yo ya te he advertido. Esto va para todos, os tengo controlados. Etc

Control es la palabra clave que define esta forma de actuar perseguidora; define la necesidad de actuar de manera enérgica, crítica, soberbia; ayuda a los demás desde la intolerancia, desde la rigidez, desde la prepotencia y si no se sale con la suya, si no le hacen caso, el profesor se hunde y se repite una y mil veces: con lo bien que me he preparado, así me lo agradecen, con las discusiones con la dirección, con la inspección para que tengan mejor atención, etc.

el triangulo dramatico de poder

Se siente solo, siente que su esfuerzo no ha servido para nada, avergonzado por creer que su trabajo puede ser mucho mejor y preso de pánico por lo que puedan pensar los alumnos.

el triangulo dramatico de poder¿Qué no hubo de niño para que ahora necesite actuar de esa manera tan rígida? Con ese control y ese resentimiento tan ácido de hoy día, su interior no contacta con la más que probable carencia dolorosa de sus primeros años de vida cuando necesitó la seguridad frente al sentirse abandonado, quizás abusado, y no protegido.

Trabajar con las herramientas de la DBO nos permite contactar y acoger a ese niño abandonado, sentirse protegido en brazos del propio adulto y entonces ya no le será necesario el control que cambiará por asertividad; podrá ponerse en el lugar del otro, se enfrentará con su propia vulnerabilidad, se responsabilizará de sus actos de ira y los relacionará consigo mismo, con su niño desatendido. Luchará para cambiar, no para castigar.

2ª aula. Entra el profesor, muy sonriente, y amablemente les dice a los alumnos:

Veo que aún hay muchos borradores del trabajo de fin de curso por entregar para su revisión y sé que es o por falta de tiempo o porque tenéis muchas dudas; pues no os preocupéis, os mandaré un resumen individual de cada uno de vuestros trabajos y así recuperáis el tiempo. Como voy muy liado, lo haré durante las vacaciones. Además, tomad nota de mi teléfono para que los fines de semana os pueda atender. Sé que tenéis algún problema con la dirección del instituto sin preguntar cual ya me preocuparé de solucionarlo. Ningún problema…

Un alumno tiene varios materiales dispersados sobre la mesa y el profesor se le acerca y se la ordena sin preguntar. Otro alumno hace una pregunta sobre el citado trabajo y el profesor le responde: No me va muy bien, pero podemos quedar al finalizar la clase para repasar el contenido. Etc. 

 

Aprobación es la palabra clave que define esta forma de actuar salvadora. Necesita que todo el mundo valore su forma de actuar tan paternalista; siente que así es querido, reconocido en su ilimitado esfuerzo de ayudar al otro, incluso sin preguntarle; hace todo lo posible y lo imposible aunque sea a costa de su tiempo, dinero, esfuerzo físico, familia, etc. Él es el responsable del bienestar de los demás, así cree que éstos dependen de él y hace que se sienta imprescindible. Cuando su ayuda no es aceptada; o se vuelve colérico: siempre se aprovechan de mí, nunca más voy a ayudar, que se aguanten, etc. o se siente incomprendido, culpable de no ayudar suficientemente: Estoy muy cansado de ayudar sin recibir, soy muy bondadoso y predispuesto y mira como me lo pagan, etc.

Las mismas preguntas que el caso anterior ¿Qué no hubo de niño para que ahora necesite actuar de esa manera tan esforzada para ser aceptado? Con la falta de límites en ofrecerse al otro, su interior no contacta con los primeros años de su vida cuando necesitó sentir que no era culpable de las vivencias dolorosas de los miembros del clan familiar. Cuida a los demás y así alivia la carga del peso de la culpa.

La DBO, con las herramientas sobre todo las de Proyecto/Sentido y Transgeneracional, permite trabajar la culpa y las creencias. Permite que ese niño ya no necesite vivir la fidelidad hacia los suyos desde el sacrificio ilimitado porqué sino puede ser excluido; podrá empatizar con los demás, ese es el cambio; antes de actuar preguntará por las necesidades del otro, podrá establecer límites sintiendo sus propios sentimientos, podrá también confiar en que los demás son capaces de tomar decisiones. Su autoestima no dependerá de la ayuda hacia los otros.

3ª aula. Entra el profesor cabizbajo y de forma inexpresiva les dice a los alumnos:

Bueno, aunque haya borradores por entregar sé que estoy muy atrasado en la revisión de los que he recibido, pero es que no me funciona bien el ordenador y, a pesar de tener bastante material, tengo que buscar más a fondo para poder revisar mejor. Tengo que hacerlo todo solo con el agravante de que hay otras personas del instituto que saben más que yo. Pongo muchísima voluntad y dedicación por lo que os pido, por favor que me enviéis los borradores, etc.

Un alumno hace una pregunta sobre un contenido determinado y el profesor le responde que sabe algo pero ya le responderá después porque hay tanto material, tan complejo su voz, cada vez más inaudible. Es que cuando estudié esto no se dio. Mejor lo dejamos para otro día porqué ahora no es el momento, estáis muy ocupados. Etc. 

Seguridad es la palabra clave que define esta forma de actuar de víctima. Necesita la seguridad de que todos estén por él al precio que sea, que constantemente los demás se le acerquen para recibir de ellos su comprensión. Siente que lo suyo no interesa, está triste. “Sí, pero…” es su frase favorita para estar bloqueado y que los demás hagan por y para mí. Sin embargo, cuando siente que no están por él, puede volverse colérico, rencoroso, vengativo, resentido: Alguien os castigará (en función de su creencia) por no presentar los borradores. Lo siento, pero la fecha de entrega ha vencido, allá vosotros, espabilaros como os dé la gana, etc.

el triangulo dramatico de poderVolvemos a las mismas preguntas que los casos anteriores ¿Qué no hubo de niño para que ahora necesite actuar de esa manera tan victimista, indefensa o sometida? Además, vive con muchas creencias sobre su desvalor, llámese destino, karma, fatalidad, suerte, purgatorio, etc. Actuando así, su interior no contacta con los primeros años de su vida cuando necesitó y no sintió que era alguien en el clan, que tenía identidad y valor sin la comparación con los demás, que no era inoportuno.

Las herramientas de la DBO nos permiten contactar y acoger a ese niño indefenso e impotente, sentirse protegido y valorado en manos del propio adulto y poderse responsabilizar de su vida; ese es el cambio posible desde la DBO. Podrá ser consciente de sus propias dotes, no esperará ser salvado puesto que se identificará con su yo adulto que cuida su niño interior. Actuará desde sus emociones y sentimientos, siendo responsable de sus decisiones.

Hemos visto los tres roles del Triángulo dramático de poder o, como a mí me gusta llamarlo, del Triángulo de Supervivencia y cómo a través de la terapia de la DBO podemos cambiar en cada uno de ellos la manera como fue necesario crearlos cuando nos sentimos con miedo a no tener. Entonces también podremos cambiar su nombre: Triángulo Adulto.

el triangulo dramatico de poder
Andreu Alsina Llopis.
Descodificador Biológico Original. Tutor académico EDBO.

 

Si quieres saber más, elige tu opción en la Descodificación Biológica Original junto a Ángeles y su equipo

Aclaración: La Descodificación Biológica es un acompañamiento terapéutico complementario, no sustitutivo de ningún otro tratamiento médico, que el cliente escoge libremente como método terapéutico de acompañamiento emocional. Debe aclararse que La Escuela de Descodificación Biológica no da consejos médicos ni recomienda finalizar ningún otro tratamiento médico o sanitario.

Si te ha gustado el artículo, compártelo para que otros también puedan leerlo. ¡Gracias!

 

Escribir una respuesta

X